Lo que fue Burning Man Quest


Hoy hace exactamente un año comenzaba en una de las aventuras más grandes de nuestras vidas, algo que combinaría reto de ultradistancia, convivencia en comunidad, comunicación editorial y márketing, quebradero logístico y supervivencia entre muchas otras cosas. Y es que hay historias que uno recuerda hasta sus últimos días, y una de ellas será sin duda Burning Man Quest, parte indisociable de un largo viaje por la costa oeste americana en agosto de 2014 con épico final en el festival Burning Man. Por ello, hoy me ha parecido un buen momento para repasar la crónica de lo que fue aquella travesía y hacer balance.IMG_6257_v3 SHORT

Todo comenzó más de dos años atrás cuando Isra me dijo “2014 es el año, nos vamos a Burning Man”. Tras muchos años queriendo ir, la decisión estaba tomada, “Sin duda, vamos”. Tiempo más tarde, y con la idea interiorizada de crear un cambio positivo en nuestro entorno y alineado con los valores del propio festival, Isra nos comunicaba el proyecto de Burning Man Quest. Lo de recorrer 467 kms en bici, nado y carrera sonaba a locura absoluta, pero cuando uno – Isra – amante de los retos de ultradistancia, parte de Bridges for Music y “Sin mapa” es tu segundo apellido, era una locura perfectamente coherente. Mi contribución al reto sería llevar in-situ la comunicación del proyecto, además de ayudar con la logística. Tras años en Red Bull gestionando proyectos similares como el Red Bull 7 Islands de nuestro colega Josef Ajram, ahí es donde más útil iba a resultar, además de ser un verdadero placer. El resto del equipo lo formaban Lucas Gunitec, Stephan Fremeijer, Víctor López, Pedro Castelló, Octavio Pérez, Chema Solis.

Para ver lo que dio de sí el propio reto en medios digitales, no hay más que hacer un rastreo sobre el tag #BurningManQuest en Facebook, Twitter  o Instagram, visitar los perfiles sociales de cualquier miembro del equipo, o incluso ojear la hemeroteca de medios como Diario Informacion, El Economista o hasta los dos mayores medios nacionales, Marca y As. De puertas adentro, el reto resultó en 3 intensos días basados en trabajo, esfuerzo y coordinación, pero sobretodo en la amistad de un grupo de amigos y nuevos amigos. En Langa quedará una escuela de música respondiendo al principal objetivo del proyecto, pero además en nuestro país un unido grupo de amigos.

Éste es el magnifico documental (22 minutos) producido por Chema que relata lo que fueron aquellos días perdidos en el desierto de Nevada.

Y de Burning Man…. Tras siete días inmerso en él, aprendí que Burning Man, más que un festival es un estado de ánimo, una forma de entender la vida en sociedad que se manifiesta en un lugar y momento concreto. Es único, memorable, inspirador y, por suerte, se repite anualmente. En breve también la crónica de lo que fue el festival.

Photocredit: Imagen propia.


Acerca de Victor Ronco

Con más de una década de experiencia internacional en marcas líderes a nivel mundial como Banco Santander, Red Bull, Danone o Volkswagen Group, mi trabajo diario alinea los contenidos, comunidades y marcas que conviven en el ecosistema de medios digitales. Aporto valor a los proyectos que lidero a través de la creación y distribución de activos de calidad mediante tecnología y new media. Gracias a mi pasión por el trabajo contribuyo a que marcas, agencias y organizaciones definan e implementen rutas para entrar con éxito en la disruptiva economía digital. Paralelamente, soy speaker internacional y profesor en diversas universidades y escuelas de negocio, y como autor publicado por Editorial Planeta, he co-escrito tres libros distintos sobre márketing digital, redacción publicitaria y criptoeconomía. Con todo ello, aporto mi visión sobre transformación digital, economía colaborativa, blockchain, employer branding y comercio electrónico entre otros temas de innovación.