Internet, un espacio libre


La información en los medios de comunicación ha estado siempre bajo el control de los distribuidores de contenido. Ahora, gracias a la llegada de internet, personas, marcas y organizaciones disponen de un espacio libre en el que hablar sin restricciones a una audiencia global. Éste es el segundo de cinco posts –aquí tienes el primero-, “internet y el acceso al conocimiento- donde analizo el nuevo contexto socio-económico propiciado por internet, un entorno sin barreras de entrada.

proscritosblog.comCuesta creer como Internet, una tecnología extendida hace tan sólo un par de décadas, ha logrado en algunos territorios el mayor cambio socio-económico de su historia. Un ejemplo de ésto es la primavera árabe, el conjunto de revueltas populares en países del norte de África como Túnez, Egipto o Líbia durante 2010, 2011 y 2012. Sus habitantes vieron en internet, y concretamente en las redes sociales, el aliado perfecto para combatir situación de represión interna. A través de contenido distribuido en Twitter, Facebook y Youtube, pudieron mostrar de forma democrática y no censurada la realidad que sufrían y compartirla con el resto del mundo. Ésto reforzó la conciencia internacional y contribuyó significativamente a derrocar los distintos regímenes totalitarios de cada uno de los países.

TT p.m.El fenómeno de la primavera árabe es quizás uno de los casos más conocidos de cómo internet puede hacer a las personas y la comunicación libre, pero es algo de lo que disfrutamos cada día, y el trending topic de Twitter es un claro reflejo de ello. Casi por primera vez, la sociedad dispone de un termómetro que muestra a tiempo real y sin represión las inquietudes de un país, sin que gobiernos, grupos de presión o grandes marcas puedan controlar –con excepción de máximo un TT patrocinado diario-. Esto llevó a que, por ejemplo, cuando se destapó el escándalo de supuesta corrupción y malversación de fondos en el PP –los famosos “sobres de Bárcenas”-, 9 de los 10 trending tópics hablaran sobre el tema en nuestro país, llegando incluso a ser tendencia mundial. Este nivel de cobertura mediática y unánime hubiera sido impensable en medios convencionales.

Desde un punto de vista empresarial, internet y los medios sociales son también el reflejo transparente de la opinión de los consumidores. Antes las grandes marcas invertían en cuantiosas campañas en mass media, siendo la principal forma de conseguir cobertura a cambio de un desembolso sólo al alcance de unos pocos. En cierto modo, el sistema de los medios de comunicación oprimía a las pequeñas marcas por las fuertes barreras de entrada. Ahora, la inversión publicitaria en internet es mucho más segmentada y escalable –se puede gastar menos dinero para impactar directamente al público objetivo-, por lo que las pequeñas empresas pueden también invertir en campañas. Más allá del contenido pagado vía publicidad, o incluso del contenido lanzado en los canales sociales propios de las marcas, internet y los social media han puesto un altavoz a cada consumidor. Las opiniones de la gente pueden expresarse libremente, ofreciendo un contrapunto al mensaje de las marcas que hasta ahora era unidireccional. A través de comentarios en perfiles sociales, opiniones en foros y reviews en tiendas online, los compradores tienen la libertad de hablar y ser escuchados por otros usuarios, y hacerlo con mayor credibilidad que los spots publicitarios.

Vivimos en tiempos de grandes cambios; grandes posibilidades que internet y la comunicación interactiva han hecho viables gracias a la tecnología y el trabajo de muchos profesionales. Y por primera vez, la mayoría de éstas oportunidades de emprender y generar cambio son free: gratis y libres.

Photocredit: proscritosblog.com


Acerca de Victor Ronco

Con más de una década de experiencia internacional en marcas líderes a nivel mundial como Banco Santander, Red Bull, Danone o Volkswagen Group, mi trabajo diario alinea los contenidos, comunidades y marcas que conviven en el ecosistema de medios digitales. Aporto valor a los proyectos que lidero a través de la creación y distribución de activos de calidad mediante tecnología y new media. Gracias a mi pasión por el trabajo contribuyo a que marcas, agencias y organizaciones definan e implementen rutas para entrar con éxito en la disruptiva economía digital. Paralelamente, soy speaker internacional y profesor en diversas universidades y escuelas de negocio, y como autor publicado por Editorial Planeta, he co-escrito tres libros distintos sobre márketing digital, redacción publicitaria y criptoeconomía. Con todo ello, aporto mi visión sobre transformación digital, economía colaborativa, blockchain, employer branding y comercio electrónico entre otros temas de innovación.